Razones por las que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales contigo

Por qué mi pareja no quiere tener relaciones sexuales conmigo, Mi pareja no quiere sexo conmigo, mi pareja me dice que no

Si te preguntas cuáles son las razones por las que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales contigo, estás en el lugar indicado.

Vas a encontrar distintas causas descritas, pero ten en cuenta que se pueden mezclar diversas causas en casos específicos.

Lo ideal es que sigas los consejos que encontrarás en este artículo para descubrir qué es lo que está sucediendo y resolver la situación bajo los mejores términos y recuperar así la actividad sexual en la relación.

Lee con atención, y disfruta esta información de alto valor que aportará soluciones a tu relación, y no seguirás divagando en las razones por las que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales contigo, sino que podrás tomar acción para revertir lo que está sucediendo. A continuación descubre los posibles motivos por los que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales.

Problemas en la relación por resolver

Los distintos problemas en la relación pueden afectar el plano sexual de ésta. Si los problemas son frecuentes, y se dejan sin resolver, entonces la molestia, insatisfacción con la realidad de la relación, los sentimientos de frustración, y otras emociones, disminuyen el apetito sexual.

Incluso problemas externos, que influyen en la relación, como problemas financieros, pueden afectar el deseo de tener relaciones sexuales.

También los problemas personales o familiares provocan cambios de ánimo, lo que influye negativamente en el deseo sexual, afectándolo.

Miedos e inseguridades

Los miedos y las inseguridades de una persona pueden afectar la forma en la que interactúa con otros, así como truncar su desarrollo personal, profesional y en otros ámbitos. El plano sexual no escapa de las consecuencias que generan estas condiciones.

Cuando una persona ha tenido malas experiencias sexuales, anteriormente, o siente inseguridades, la preocupación de no poder satisfacer a su pareja sexualmente, puede generarle rechazo a las relaciones sexuales, o puede que las evite por el mismo miedo.

Rutinas y monotonía sexual

Las rutinas y la monotonía afectan todo tipo de relación, por eso es importante siempre incluir en el día a día actividades para evitar este tipo de situaciones. En el caso de las rutinas y monotonía sexual se manifiestan cuando se practican las mismas posturas sexuales.

Lo mismo sucede cuando se repiten al pie de la letra los encuentros íntimos. El aburrimiento provoca inapetencia sexual que va haciéndose cada vez más profunda. De allí la importancia de tener iniciativa en los encuentros sexuales y descubrir formas novedosas de placer. Juguetes sexuales para parejas en amazon.

Estrés y disfunciones sexuales

Los problemas en la salud mental o emocional pueden disminuir el apetito sexual, es una de las razones por las que tu pareja podría mostrar desinterés en tener relaciones sexuales contigo. Estos problemas pueden ser el estrés, preocupaciones, ansiedad y/o depresión.

Esto se debe a que se originan alteraciones en las hormonas y esto, a su vez, ocasiona cambios psicológicos e inclusos físicos, lo que llega a afectar los niveles de deseo sexual.

Por otra parte, existen disfunciones sexuales que se originan con el estrés o con enfermedades físicas, como vaginismo, anorgasmia o la disfunción eréctil, que disminuyen el interés en tener relaciones sexuales para no sentir vergüenza por la disfunción.

Enfermedades

Si se padece enfermedades crónicas, como la fibromialgia o la diabetes se puede sufrir también baja de lívido, esto se debe a que el cuerpo se enfoca en luchar contra la enfermedad y esto incapacita un bajo deseo sexual.

De igual forma, existen medicamentos, como en el caso de los antidepresivos, que pueden causar efectos secundarios como reducir la presión arterial y esto ocasiona problemas para tener erecciones. También hay medicamentos que afectan el apetito sexual.

Cambios hormonales

Es otra de las razones por las que tu pareja podría no querer tener relaciones sexuales contigo. En los hombres de mediana edad se manifiesta la andropausia, una etapa en la que los cambios hormonales afectan los niveles del deseo sexual.

Por otra parte, en las mujeres estos cambios hormonales que podrían causar falta de apetito sexual se dan durante la menstruación, la menopausia y durante el embarazo.

¿Qué hacer si mi esposo no quiere tener relaciones conmigo?

Seguramente te estés preguntando, porque mi novio no quiere tener relaciones conmigo o por que después de tantos años mi pareja, evita mantener relaciones intimas?

A continuación de te brindamos los consejos 5 consejos necesarios para saber qué hacer si tu pareja no quiere hacer el amor contigo y así poder revivir el deseo y la complicidad sexual entre ambos.

Razones por las que tu pareja no quiere hacer el amor contigo, causas de la falta de deseo sexual, mi pareja no quiere sexo

Consejos para Revivir el deseo Sexual y la Pasión con tu Pareja

Mi pareja no quiere tener relaciones conmigo que hago, no basta con pensar en cuáles son las razones por las que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales contigo, es necesario tomar acción para resolver la situación.

Es necesario afrontar este hecho con madurez y disposición a solucionarlo, por eso te presento una serie de consejos que te ayudarán a dar pasos eficaces en la resolución de este problema.

Evita tomar una actitud pasiva e ignorar lo que sucede, tampoco te centres en avivar resentimientos o emociones negativas, lo ideal es orientarte a la búsqueda de soluciones y plantearlas, para que juntos puedan volver a disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria. Ten en cuenta estos consejos:

#1: Establece una comunicación eficaz

El primer paso para solucionar todo tipo de problemas en una relación es comunicarse eficazmente, lo que significa gestionar las emociones, ser asertivos y comunicar para solucionar y no para reprochar.

Lo ideal es que expreses tus sentimientos, que transmitas la importancia de tener una vida sexual activa. La sinceridad bajo un diálogo consciente ayudará a fomentar la comprensión.

Además de expresarte, debes tener la disposición a escuchar, preocúpate por entender lo que dice tu pareja y plantea encontrar soluciones entre los dos.

#2: Sé parte de la solución y no del problema

Una vez que han conversado, es necesario tener la voluntad para solucionar la situación. Si reaccionas negativamente, o si das pie para que tu pareja reaccione de forma negativa, entonces serás parte del problema.

Por ejemplo, si insistes en ignorar la causa de la falta de apetito sexual y no creerle a tu pareja, en vez de apoyarla y abordar soluciones, estarás incrementando las condiciones para que no sienta atracción hacia los encuentros sexuales.

Si se trata de estrés, o alguna enfermedad, entonces no propicies condiciones que puedan incrementar el estrés o los síntomas de la enfermedad. Debes apoyarle, brindarle ayuda, e incluso, de ser necesario y si el problema es físico, lo mejor es buscar ayuda médica.

Consejos para recuperar la pasión en la pareja, porque mi pareja y yo no tenemos sexo, mi pareja me rechaza

#3: Evita presionar

Presionar para tener relaciones sexuales no es una solución, esto puede generar aversión y rechazo, e incrementar las condiciones que conllevan a la inapetencia sexual.

Lo mejor es que respetes el estado anímico, condición física, o la falta de deseo sexual de tu pareja y no insistas, sino que te enfoques en solucionar primero la causa, o en llegar a un acuerdo con tu pareja de trabajar juntos para recuperar el deseo sexual.

Cuando respetas el espacio vital de la otra persona, se genera menos fricción y es un paso para superar las causas que puedan ser psicológicas o emocionales.

#4: Salir de la monotonía

Como se ha mencionado, las rutinas y la monotonía afectan el apetito sexual, se produce una significativa baja de la libido sexual.

Ambos deben comprometerse en generar encuentros sexuales excitantes, con mucha pasión, para así incrementar la motivación frente a las relaciones sexuales.

Puedes probar nuevas posiciones, apoyarte con juguetes sexuales, realizar juegos de roles, cambiar el ambiente o visitar moteles o viajar. De igual forma, ayuda mucho tener relaciones sexuales improvisadas.

#5: Compartir más

Por otra parte, no solo debes mostrar interés y comprometerte a mejorar las condiciones para tener relaciones sexuales satisfactorias, también debes comprometerte a compartir más con tu pareja.

Realizar actividades juntos, hacer planes, hacer cosas divertidas, comunicarte más, recuperar la pasión en otros ámbitos, con objetivos en común. Todo esto genera momentos románticos, de sensualidad y excitación que conllevan de forma natural y espontánea a tener relaciones sexuales.

También ayuda mucho compartir fantasías sexuales, contarse expectativas relacionadas al sexo. Que la palabra compartir se entienda de una forma integral y se convierta en una variable constante en la relación en todos los ámbitos.

Estos consejos son tanto para ti si tu pareja no quiere tener relaciones sexuales contigo, como la persona que no siente deseos sexuales. En este último caso, también te recomiendo hacer ejercicios, debido a que esto mejora la circulación sanguínea y eleva los niveles de excitación.

Los ejercicios físicos ayudan a liberarnos de estrés, generan más bienestar y esto contribuye a contar con mejores condiciones para reactivar el deseo sexual.

Conclusión

Ahora que ya conoces cuáles son las posibles razones por las que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales contigo, comienza a descartar y a encontrar la razón o razones que están afectando su apetito sexual.

Al identificar qué es lo que está sucediendo pon en práctica los consejos que te he compartido, recuerda mantener una comunicación eficaz no solo para resolver la situación, sino siempre, de esa manera evitarás que la actividad sexual se vea afectada de nuevo.

Por otra parte, existen casos en los que necesitarás asistencia de un profesional, en el caso de que las causas de la inapetencia sexual sean físicas apóyate en un médico especialista. Y si se trata de causas emocionales o psicológicas busca ayuda con un psicólogo o terapeuta.

Es importante reconocer cuando se requiere de ayuda profesional externa, y trabajar en tu voluntad y motivación para mejorar las condiciones de la relación y así generar mejor disposición hacia la actividad sexual.

Abrir chat
¿Hola puedo Ayudarte?
Contacta con Aurora
¿Hola puedo Ayudarte?